ASESORÍA EN AMAMANTAMIENTO Y LACTANCIA

El amamantamiento, es un acto que sobrepasa los beneficios de la lactancia, en cuanto a las propiedades nutricionales biológicas que sabemos tiene la leche materna. Amamantar es un acto de alimentar de manera integral a nuestro hijo. Estamos nutriéndolo con leche materna, latidos del corazón, calor, contención, arrullo, canto, contacto visual, seguridad y confianza. Todo lo que dentro del vientre materno tenía.

 

El seno materno, simplemente reemplaza el cordón umbilical y el útero. El bebé logra conseguir todo su ambiente intrauterino solo con la oportunidad que su madre lo acune y le de la teta.

 

La información que la familia recibe en los talleres prenatales (curso psicoprofiláctico) concede herramientas muy valiosas, y es fundamental debido a que después del nacimiento suele quedar expuesta al ensayo y error, generando, esto muchas veces frustración por la presión social, truncando ese proceso que debe darse de manera natural y amorosa, con tranquilidad y aceptación. Están aprendiendo todos, pero se les olvida que el que vino a enseñarles en mayor medida es su hijo, entonces hay que estar atentos el 100% para aprender ese 100%..... y eso es muy demandante. 

El acompañamiento se completa a través de la observación, la conversación, construcción de biografía, masajes descongestionantes de los senos, emplastos de plantas medicinales, utilización del extractor que se ha adquirido, aguas aromáticas y diferentes consejos, por medio de una partera o doula experta en estos temas, que pueda o no haber compartido el proceso de gestación con la familia.

 

Situaciones en las cuales se puede pedir apoyo: 

 

Forma plana o invertida de los pezones, que desde la gestación sea un indicador de tener un proceso difícil de lactancia materna.

Congestión mamaria: senos grandes y doloridos, rojos y calientes.     

Pezones agrietados.

Bebés muy dormilones y poco comelones.

Baja producción de leche materna.

Dudas sobre cómo extraerse y almacenar la leche materna.

Bajada de la leche dentro de las primeras 72 horas: prevención de la congestión mamaria.

Lactancia de gemelos.

Lactancia con prótesis mamarias.

Dolores emocionales

Cualquier otra situación particular en la cual la madre sienta que necesita apoyo.

 

Cada sesión de acompañamiento se ofrece en el transcurso de dos horas aproximadamente, durante las cuales los padres pueden preguntar acerca de las dudas de la crianza, horarios de sueño, de comida, alimentación de la madre en el posparto, cólico del lactante, gases, baño, cuidado del cordón umbilical, y demás dudas que puedan surgir durante la nueva convivencia. El proceso de lactancia gira siempre entorno a muchos temas, y esta articulación se cuida desde el acompañamiento en el hogar.

 

El objetivo general de apoyar a la nueva familia es descubrir cómo generar sentimientos placenteros, y sembrar tranquilidad y confianza en la capacidad que tienen los nuevos padres de amamantar exitosa y felizmente a sus hijos.


VALOR POR SESIÓN: $180.000 (que deberán ser tranferidos o consinados a la cuenta bancaria de Parto ConSentido))

Palabras clave: parteras Bogotá, doulas Bogotá, parto respetado, parto humanizado, apoyo en la lactancia, posparto, apoyo en el posparto, curso psicoprofiláctico, preparación para el parto, embarazo, bebés, recién nacidos, vínculo afectivo, cargadores para bebé, porteo, crianza con apego, crianza, parto en casa, parto vertical, masaje prenatal, masaje posparto, cierre de cuarentena, colecho, aceite para bebé, masaje infantil, baby shower de bienestar, ritual de bienvenida del bebé.

Usualmente, dentro de las clases prenatales para el parto, cuando se expone el tema de lactancia materna, solo se aborda una parte biológica del asunto, estructura del seno, cómo se produce la leche, posiciones para lactar, cómo extraerse y almacenar la leche. Pero en la experiencia como madre, Partera y Doula, he ido comprendiendo que, los senos aguardan a lado y lado del centro energético del corazón, el centro del pecho, es nuestro cuarto chacra.

 

Hay muchas herramientas terapéuticas para estimular los centros energéticos. Cuando se hace, sentimos y vivimos lo que el centro específico que se esté trabajando, comanda o rige. Entonces, si analizan el movimiento de masaje que el bebé hace a la madre cada vez que succiona, pueden ver que alcanza a movilizar el centro del pecho; puede que no vean un gran movimiento del pecho, pero las mujeres alcanzamos a sentir una expansión grande de aquel movimiento de succión. Entonces, me refiero a que nuestros hijos vienen a abrirnos el corazón. Y esto, es de lo más maravilloso que he encontrado en las múltiples misiones que tenemos las madres.

 

¿Ahora, para qué abrirnos el corazón?

 

Pues, en las respuestas que he encontrado desde el sentir, claro está, son: para poder dar amor incondicional, establecer y mantener relaciones, originarr la paz espiritual, estar en armonía. Cuando el chacra esta balanceado,  nos preocupamos por las demás personas, sentimos compasión, tenemos la capacidad de dar y recibir amor, no juzgamos, aceptamos (la base para criar con tranquilidad).


Si esta desbalanceado, podemos ser intolerantes, críticos, no tenemos la capacidad de perdonar, y es probable que seamos tímidos.

 

Ahora bien, el corazón, es un punto energético que socialmente nos enseñan a cerrar. Metemos los hombros hacia dentro, nos jorobamos poco o mucho y armamos corazas grandes para que no nos hagan daño. Entonces cuando el bebé nos masajea cada tanto durante 20-40 minutos, muchas veces duele. No solamente dolor físico, también dolor del alma, mientras ablanda la coraza y logra desaparecer.

 

Todo dolor del alma logra somatizarse, en senos congestionados, conductos tapados, pezones agrietados, disminución de la producción de leche, y otras molestias propias del camino que decidimos tomar.

 

Ahora bien, para darle continuidad a estas herramientas facilitadoras, y apoyar la naturaleza del proceso de amamantamiento, te podemos acompañar y asesorar terapéuticamente en el espacio de tu hogar.